domingo, 23 de noviembre de 2014

Querida Madrid I

Holii! Sé que os dije hace casi dos semanas que subiría post del pequeño viaje a Madrid y como de costumbre no he vuelto a cumplir el plazo, no soy buena prometiendo este tipo de cosas, eso a quedado claro... pero dicen que más vale tarde que nunca no? :P

Empezamos con este pequeño viaje de 3 días a la capital en la que descubrí un montón de lugares y rincones magníficos! (Lo haré en dos entradas ya que sino se alargará mucho entre fotos y texto).

Había estado anteriormente otras dos veces con el mismo intervalo de tiempo para visitar la ciudad, una fue en el Dcode del 2011 que prácticamente no vi nada de Madrid y la segunda fue con la family para ver el musical del El Rey León y en el que esta vez si tuve oportunidad de ver lo más conocido de la ciudad, y me quede con tantísimas ganas de descubrir más que me dije a mi misma que tenia que volver "lo más rápido que fuera posible".

Llegamos un viernes al atardecer, recibimiento con cava por parte del personal amabilísmo del hostal y quedándonos estupefactos con la habitación más bonita que nos había tocado, con un papel de vinilos y un balconcito de los que enamoran 


Una de las cosas que más ganas tenía era de ver la ciudad desde un sitio alto, me recomendaron la 9ª planta de El Corte Inglés, llamada Gourmet Experience donde puedes tomarte algo mientras disfrutas de las vistas, así que para allí que nos fuimos seguido a aprovechar el atardecer. Es bastante conocida por las vistas hacia el edificio famoso de Schweppes de la Gran Vía.

 


Aunque cierren El Corte Ingles la planta esta abierta hasta las 12h de la noche me parece y aunque sea noviembre y las noches sean fresquitas tienes aparatos de calefacción en el balcón en el que puedes estar tan a gusto.


Después de un té del Starbucks fuimos a visitar La maravillosa Central, que sitio más acogedor entre libros y olor a café 
Me lleve un par de recuerdos que os enseñare en una de las próximas entradas.








Dejamos la Gran Vía a un lado y cogemos el metro hacia Malasaña, nuestra siguiente parada es el Panta Rhei, una librería dedicada exclusivamente al Arte. Todo, queria TODO!!! simplemente una tienda perfecta!

Y para terminar el primer día fuimos a cenar al Tommy Mel's, un estilo al Peggy Sue, muy ochentero, con una decoración de lo más, incluso las camareras iban vestidas con el típico vestido y gorrito rosa chicle, sólo les faltaban los patines.
Nos pedimos un combinado para probar ya que no habíamos comido nunca y chapó.








No hay comentarios:

Publicar un comentario