lunes, 17 de octubre de 2011

Gregory Crewdson

Gregory Crewdson es un fotógrafo estadounidense que se ha ganado a pulso un puesto de honor entre los grandes de la historia reciente de la fotografía. 

Este gran profesional, es famoso por sus fotografías surrealistas sobre los suburbios de Estados Unidos. Escenas ficticias que él diseña concienzudamente – con todo lujo de detalles – para construir visualmente la sensación que está en su cabeza, lo que el llama momentos congelados, habitualmente inquietantes y que nos recuerdan a las películas clásicas de terror, gracias a una estética profundamente cinematográfica.

En palabras del propio Crewdson, dice haber estado siempre fascinado por la condición poética del crepúsculo y su poder de convertir lo ordinario en algo mágico y sobrenatural, algo que se evidencia en todas y cada una de sus fotografías, que se caracterizan por esas luces frías tan propias del anochecer combinadas con la luz artificial de vehículos, farolas, viviendas… y añadiendo toda clase de elementos recreados como la niebla o la lluvia.
No sé si podemos llamarle fotógrafo o sería más acertado llamarle director de fotografía, puesto que trabaja a una escala que a muchos no nos deja de asombrar y actúa de una manera más parecida a un director en el cine y no tiene que preocuparse por la cámara o cualquier otro detalle en particular sino “simplemente” de que todo esté exactamente como él lo ha imaginado, ayudado por sus colaboradores.

Crewdson organiza la realidad que observa e inventa, con el fin de alcanzar esa angustia ante lo no revelado. La obsesión le nació durante la infancia. Su padre, psicoanalista, trabajaba en el sótano de su casa, forzando la imaginación del joven Gregory Crewdson, que creía escuchar las conversaciones analíticas pegando el oído al suelo. Y es que hoy el mundo parece cobrar sentido para el fotógrafo norteamericano cuando éste logra incendiar una casa mientras en primer plano una mujer compra zapallos. Es por esto que, además de ser calificado muchas veces como un “realista americano”, sus trabajos han sido calificados como “uncanny”, un concepto freudiano que vendría a ser lo que nosotros conocemos como lo “ominoso” o lo “siniestro”. Se trata de cosas familiares que se nos presentan como no-familiares, con cierto contenido desconocido y, por lo tanto, aterrador: algo conocido y desconocido a la vez. Lo ominoso es todo lo que estando destinado a permanecer oculto, secreto, ha salido a la luz. Se trata de experiencias vividas por sujetos, cuyas historias de vida presentan contenidos que han querido ser olvidados, reprimidos, pero que por alguna razón reaparecen en la escena cotidiana. Esa sensación ominosa es la que, para muchos, Crewdson logra hacer sentir a quienes observan sus fotografías.


Os dejo aquí una muestra de su obra:













Info:
http://www.joiamagazine.com/gregory-crewdson/
http://www.xatakafoto.com/fotografos/la-fotografia-surrealista-de-gregory-crewdson

1 comentario: